Archivo mensual: marzo 2008

MEDALLA DE ORO DE ANDALUCIA PARA JUVENTUDES MUSICALES DE SANLUCAR

La Federación de Juventudes Musicales de Andalucía concede su máximo galardón a Sanlúcar de Barrameda.

Córdoba. Juventudes Musicales.

La Federación de Juventudes Musicales de Andalucía, reunida en Asamblea General Ordinaria el pasado sábado 29 de Marzo en la ciudad de Córdoba, acordó por unanimidad conceder su máximo galardón, la Medalla de Oro, a la asociación del mismo nombre, radicada en Sanlúcar de Barrameda. Este premio es un reconocimiento a la dilatada trayectoria de esta veterana entidad musical, que cumplirá el próximo año 2009 los 25 años de su creación.

El acuerdo, que fue tomado por unanimidad de todas las asociaciones federadas a nivel andaluz, fue propuesto por la presidencia de la Federación, que está a cargo de Julio García Casas, representante de Sevilla, y refrendada por las asociaciones de Motril, Cádiz, Sanlúcar la Mayor y Málaga, siendo votada unánimemente por todas las demás asociaciones representadas en la Federación.

La entrega solemne de este premio tendrá lugar en el transcurso de los Actos conmemorativos que se están organizando para el próximo año por parte de JJMM de Sanlúcar con motivo del XXV Aniversario de su fundación, en cuyo programa se incluirá también (por acuerdo expreso de la misma Asamblea Andaluza) la celebración de la reunión ordinaria anual de todas las asociaciones en esta misma ciudad gaditana. 

Otros de los acontecimientos previstos serán un Concierto Extraordinario a cargo de una importante orquesta andaluza, así como la edición de una publicación conmemorativa, una tribuna de Jóvenes Intérpretes sanluqueños y la grabación de un audiovisual con los mejores conciertos celebrados durante estos 25 años continuados de trayectoria musical.

Como representantes de Sanlúcar de Barrameda asistieron Salvador Daza Palacios, presidente, y María Regla Prieto, secretaria.

Fotos: María Regla Prieto.

Brillante Recital de Anna Alàs y Maite Aguirre en el Conservatorio.

No abundan los recitales de Canto y Piano por estos lares. Así que la ocasión de escuchar un dúo de estas características era inaplazable. Y, como todos los conciertos que Juventudes Musicales de España aporta, no defraudó. La mezzosoprano de carrera internacional, Anna Alàs, de origen catalán, y la pianista Maite Aguirre, nacida vasca, dieron una lección magistral de música de cámara vocal con un programa bastante ameno y atractivo, que logró encandilar a las setenta personas que se dieron citan en el Conservatorio «Joaquín Turina».

Las canciones españolas de Shostakovich, raramente oídas, sirvió para calentar el auditorio y para demostrar una vez más la sabiduría compositiva del extraordinario autor ruso, bien perfecto en todos los géneros que abordó (que fueron prácticamente todos). Las canciones de Dvorak encontraron en la voz redonda y bien timbrada de Anna Alàs un medio natural de expresión, pues rozaron la perfección en cuanto a naturalidad y sentimiento conjugados perfectamente en proporción equilibrada.

Las dos canciones de Guridi pusieron el punto de trancisión adecuado para enhebrar la magnífica velada hacia unos ámbitos bien conocidos por estas dos jóvenes y magníficas intérpretes. Las canciones de Xavier Montsalvatge fueron tocadas y cantadas con emoción, con cariño, con una proximidad en estética y en espíritu dignas de los más cualificados artistas. Fue un broche de oro para un recital modélico que contó con la colaboración de las entidades de costumbre: Conservatorio, Ministerio de Cultura (INAEM) y Fundación Municipal de Cultura.

Texto y Foto: Juventudes Musicales

SUBLIME INTERPRETACION DE LA SINFONIA «PATETICA» DE TCHAIKOSKY

La Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Sevilla actuó en el Auditorio de la Merced.

 

El pasado miércoles 12 de Marzo, en el Auditorio de la Merced tuvo lugar el escasamente anunciado concierto a cargo de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música «Manuel Castillo» de Sevilla, dirigida por Francisco José Cintado. El acto contó con la presencia de la delegada de Cultura del Ayuntamiento, así como del ilustre director del Conservatorio hispalense, Luis Ignacio Marín, además de dos destacados catedráticos del mismo centro, sanluqueños por más señas, Juan Rodríguez y José Manuel de Diego.

 

La fenomenal agrupación orquestal, cuya media de edad rondaba los 22 años, sorprendió al medio centenar de espectadores que se dieron cita con un concierto muy bien preparado y dirigido, que llegó a unas cotas interpretativas desconocidas hasta hace unos años en nuestra comunidad autónoma para este tipo de formaciones. 

 

El programa estaba integrado por una interesantísima obra de estreno, «El Jardín Mágico» de la compositora Lula Romero, el hiperromántico «Idilio de Sigfrido» de Richard Wagner y la Sexta Sinfonía «Patética», de Piotr Ilych Tchaikosky. Una auténtica prueba de fuego que los jóvenes músicos pasaron con sobresaliente. El acierto con el que estos estudiantes y sus respectivos profesores han orientado su trabajo académico, ha dado unos resultados bien elocuentes.  La sublime versión que ofrecieron de la Sinfonía «Patética» fue inolvidable, pues todos los músicos a una, y bajo una batuta muy precisa y equilibrada del profesor Cintado, no perdió la tensión ni el dramatismo en ningún compás de los tres cuartos de hora de música que comprende la citada obra.

 

El público premió a los intérpretes con largos y prolongados aplausos. Una verdadera lástima que tan pocos espectadores pudieran disfrutar de una interpretación tan magnífica y a coste gratuito. Sin duda hay que dar un tirón de orejas a los organizadores culturales que no promocionaron debidamente una actuación tan brillante y rentabilizaron más adecuadamente la presencia en Sanlúcar de esta excelente formación instrumental.

 

La citada Sinfonía «Patética» fue dedicada a la memoria de la recientemente fallecida duquesa de Medina Sidonia, a quien espectadores y músicos rindieron homenaje puestos en pie, guardando un minuto de silencio.

Texto: Salvador Daza.
Fotografía: Actuación de la Orquesta en el Claustro del Conservatorio «Manuel Castillo» de Sevilla. Gentileza del citado centro.